Un fin de semana en Maastricht / Our weekend in Maastricht

¡Hola! ¿Qué tal ha ido la semana? La mía laaaarga, muuuy laaaaarga. No veía la forma de que llegara el viernes. Y es que esta semana ha sido un pelín rara, será el cambio de tiempo, que si sol, que si llueve, que si frío ,que si calor, que ya no sé si voy o vengo. ¡¡Señora primavera, venga usted para quedarse y no nos vuelva locos !!

Hi! How was your week? Mine has been looooong, veeery looong. I couldn't wait for friday to arrive. This week it´s been a bit weird, I think it the crazy weather, changing all the time... Please miss Spring, come to stay and don´t drive us crazy!!

Maastricht Markt

Bueno, en este post os quería hablar de Maastricht. Como os conté la semana pasada, Maastricht fue mi casa durante un año hace ya tres, uff como pasa el tiempo... ¡en breve estoy contando batallitas!  Tengo muy buenos recuerdos de ese tiempo, aunque también algunos un poco malos. Me mudé allí por trabajo. Al terminar la carrera mi querida España no era capaz de ofrecerme trabajo, ¿a que a muchos os resulta una historia familiar?. Así que después de unos meses duros buscando unas prácticas, me marché a Maastricht.

In this post I wanted to talk about Maastricht. As I told you last week, I lived in Maastricht for a year three years ago, ufff time goes fast… I can see myself already telling stories… I have great memories of that time and some bad as well. I moved there because of work. After I finished my studies, my beloved Spain was not able to offer me any job, some of you may be familiar with this part of the story… So after some months looking for an internship, I got one in Maastricht and decided to move.

 

El año que pasé en la oficina fue difícil, pero quiero pensar que me hizo un poco más fuerte. Oía constantemente un idioma del que no entendía ni papa, era como estar sorda, pero oyendo, muy raro. Por lo que estuve muy aislada, menos mal que estaba Hajir y llegó Ana al rescate e hizo mis últimos meses allí mucho más llevaderos. Ana es una de las personas que conozco que más me inspira, es incombustible. Ojalá tuviese la cabeza que ella tiene... Irradia paz, tranquilidad, da gusto estar con ella. Tenerme que despedir fue una de las cosas más difíciles que hice al marcharme. Eso y asumir que tenía que volver a buscar trabajo, en un país que no es el mío, en otro idioma que no entendía (eso de que con inglés se va a cualquier parte, que se lo cuenten a otro, que conmigo ya no cuela), una delicia, vamos.  Así que Ana ha sido el motivo de nuestra visita, bueno ella, Antonio y Mario.  

The year I spent working there was hard, but I like to think it made me stronger. I felt very isolated and lonely. I was super lucky to have Hajir with me and that Ana started to work there to rescue me. She always says I was like a gift for her, but actually she was my gift. She is one of the people I know I admire the most, she is unbreakable. I wish I had her mindfulness... Her peace and calm are contagious. Say goodbye was one of the most difficult things I had to deal with when I left. That and the perspective of looking for another job, in another foreign country, with a foreign language... great, isn't it? So Ana was the reason of our visit, well she, Antonio and Mario.

Maastricht rechtstraat

Hemos tenido una suerte increíble con el tiempo, ya que lo peor que tiene Maastricht, bueno, Holanda en general, es el tiempo de caca que tiene. Hizo un fin de semana perfecto, en el cual nos pateamos toda la ciudad para descubrir que casi todo estaba como antes. Era como si no nos hubiésemos ido. Me sentía en mi salsa. 

We were very lucky with the weather, because the worst part of living in Maastricht is the bad weather. It was a perfect weekend, wandering around the city to discover that nothing had changed, everything is the same. It was as we  never left, I felt at home. 

 

Volviendo a nuestro finde, os cuento un poco lo que hicimos nosotros, que la verdad no fue  muy turístico, porque ya conocemos la ciudad muy bien. Fue más bien disfrutar de la calle, de las placitas llenas de cafés, del sol, de las tiendas locales, del río, del parque...Pero si os apetece hacer una visita y queréis preguntarme más cosas, ¡estaré encantadísima de ayudaros!

Después de 6 horazas de coche, (deberían ser 4 y media, pero salir un viernes de Stuttgart es lo que tiene, no eres el único que se va...) llegamos justos para la hora de cenar.  Así que nos registramos en el hotel y nos lanzamos a la calle. Teníamos muy claro dónde queríamos ir, Witloof.  Un restaurante belga, con un interiorismo muy especial, una cocina tradicional belga y una colección de más de 350 cervezas belgas. Siempre que estamos en Maastricht cenamos allí. De allí nos fuimos derechos al hotel, que después de 6 horas de viaje yo estaba para el arrastre.

Back to our trip, I will tell you what we did, but as we already know the city pretty well, is not the most touristic plan. We enjoyed the streets, the little squares full of cafes, the sun, the local shops, the river, the park... But if you are thinking about paying a visit, I would love to answer any questions you might have!

After 6 hours driving ( it should take only 4,5, but is what it takes to leave Stuttgart on friday, you are not the only one leaving... ) we arrive at dinner time. So we checked in at the hotel and headed to the center. We already knew where we wanted to go, Witloof. A belgian restaurant with a very special design, traditional belgian cuisine and over 350 different belgian beers. Every time we are in Maastricht we have dinner there. After dinner we went directly to bed, after all the driving I was dead.

 

El sábado nos tocó madrugar porque habíamos dejado el coche en hora azul y teníamos que moverlo. Todo Maastricht es hora azul, así que no queda más remedio que dejar el coche en el parking. El más cercano al centro es el Sphinx. Una vez aparcamos bien, nos olvidamos del coche y fuimos a desayunar al Zondag, un café con un ambiente muy sencillo y relajado. Si tenéis suerte con el tiempo y es primavera o verano podéis ir también a desayunar o a tomar un café al Coffe Lovers que está detrás de la biblioteca, el que está en la explanada mirando al río, se está estupendamente. Primero fuimos a la plaza del mercado a ver nuestra antigua casa, vivíamos en un sitio muy muy guay, con vistas sobre la plaza. El resto de la mañana nos dedicamos a ir de compras. Nos sorprendió la cantidad de tiendecitas locales que hay en la ciudad. Toda la ciudad es muy comercial, así que no hace falta que os diga dónde encontrar tiendas, ¡están por todas partes! Además los fines de semana tienen un mercado de antigüedades en la calle, los sábados en la estación de tren y los domingos en la plaza del mercado. ¡Ay, casi se me olvida deciros que no  os olvidéis de ir a la librería en la Dominikanenkerk, es una de las librerías más bonitas que he visto.

On Saturday we had to wake up early because the car was not well parked. In the whole city you can only park a maximum time of 2 hours, so we left the car in the parking. The closest to the city center is Sphinx. Once the car was properly parked, we went to have breakfast at Zondag, a nice cafe-bar. If you go in spring or summer and the weather is nice, you can go to the terrace of the Coffee lovers behind the public library, the one looking over the river. First we went to the market square to see our former house, our windows were facing the square, it was a great place to live. And the rest of the morning we spent it shopping. We were amazed by the amount of local stores that we saw. The whole city is very commercial, so I don´t need to tell you where the shops are, they are everywhere! Also on the weekend there is an antiquarium market, close to the train station on Saturday and in the market square on Sundays. Ups! I almost forget to tell you that you have to visit the bookstore inside the Dominikanenkerk, is the most beautiful bookstore I know.

Cervezas Maastricht

Nosotros compramos principalmente cervezas. Mi cerveza favorita es la cerveza belga, y en Stuttgart no la encuentro por ningún lado. En Alemania son muy suyos con el tema de la cerveza. Sólo las elaboradas de una determinada manera tienen el privilegio de poderse llamar cerveza y es difícil encontrar cervezas no alemanas, al menos en Stuttgart. Así que cuando vimos que han abierto una pequeña tienda de cervezas artesanas, Hoppy, cerca de mi antigua academia de holandés  no dudamos ni medio segundo en entrar. Nos llevamos una selección de las cervezas producidas en Maastricht y alrededores. Ya nos hemos bebido un par de ellas y son geniales.

También compramos pan y queso en Le Salonard, una tienda monísima en Rechstraat. Con este escaparate lleno de pan, es difícil resistirse a entrar.

We bought mainly beer. My favourite beer is the belgian one and I can not find it in Stuttgart. In Germany they are a bit strict with what they consider a beer must be. Only the ones brewed in a particular way can be so called beer, and it is difficult to find non german beer, at least in Stuttgart. So when we saw that they had open a handcrafted beer store , Hoppy, close to my old dutch school, we stepped in immediately. We took home a selection of beers produced in the city and its surroundings. We had already drank two and they are great!

We also bought some cheese and bread in Le Salonard, a cozy bakery in Rechtstraat. With such a beautiful shop window it was impossible not to come in.

Le Salonard Maastricht
Pan Le salonard maastricht

Después de pasear toda la mañana, nos sentamos en la placita Sint Amorsplain a tomar una cerveza en el Falstaff. Es nuestro sitio favorito para tomarnos algo tranquilamente. Hemos pasado horas y horas en esa plaza, además es donde conocí a Ana, así que era visita obligada. Al final terminamos comiendo allí, porque después de ver pasar tres hamburguesas con una pinta buenísima se me antojó comerme una. Y después de comer, por fin vimos a Ana y Antonio y conocimos a su pequeño Mario, una preciosidad de bebé. Nos llevaron a un sitio muy guay, y por supuesto kid´s friendly, De Brandweer Kantine. Era una estación de bomberos y lo han convertido en una cantina donde además hacen actividades culturales. No llevaba la cámara, así que no tengo fotos propias, esta es de su web.

After the whole morning walking, we went for a beer at Falstaff in Sint Amorsplain. Is our favourite place to drink something. We have spent a bunch of hours on this square, and it was also where I met Ana. Finally we ate there, after watching the waiter coming and going serving burgers I felt for one. And after lunch we met Ana and Antonio and we finally got to know little Mario, their gorgeous baby. They took us to a very cool place, kid’s friendly of course,  De Brandweer Kantine. It is a former fire station turned into a  cultural center with a canteen and daily activities. I didn’t have my camera with me so I borrowed the picture from their web.

De Brandweer Kantine

Cenamos en su casa, y nos pusimos al día, que falta nos hacía.  El domingo fue también muy relajado, dimos un paseo por el parque, comimos y de vuelta a casa. El viaje de vuelta fue mucho más tranquilo, sin casi tráfico y con mucho sol.

We had dinner at their place, so we could catch up. Sunday was very relaxed, we walk through the park, had lunch and suddenly it was time to come back. The drive back was very quiet, there was not so much traffic  and it was very sunny, I love to drive this way.

 

Sé que os prometí alguna foto medio decentilla y no he cumplido, pero es que quería disfrutar del finde y no me apeteció hacer fotos, hay veces que no estás inspirado y punto.

A estas alturas muchos estaréis pensando, ¿¿¿pero esto no era un blog de cocina??? Sí, normalmente lo es, pero a veces lo utilizo a modo de diario, como cuando os conté nuestra escapada a Regensburg. Espero que me perdonéis, que la para la semana que viene os tengo preparado un cous cous de rechupete.

¡Madre mía!, si habéis llegado hasta aquí, después del rollo que os he metido os doy un inmenso gracias, ¡sois unos campeones! Nos vemos la semana que viene.

 

I know I promised you I would take some decent pictures and I didn’t. I just felt for enjoying the city and not worrying about taking pictures.

At this point you might think, was this not a food blog?? Yes, normally it is, but sometimes  it turns into a diary. I hope you can forgive me, for next week I have prepared a delicious and fresh couscous. See you next week!

Marta